Parques y turismo, el primado de Sicilia

Sicilia es la región donde hay una mayor contribución del turismo a la economía de las áreas de los parques. De hecho las actividades de ocio y diversión representan el 89% de la oferta total de los parques. En esta especial clasificación le siguen Puglia, con el 78,1% y Calabria, con el 77,9%. El Etna es el Parque natural que más aporta a la economía siciliana.

Estos son los datos que han surgido durante la conferencia “Parques como lugares de encuentro entre economía y sociedad verde” que se ha celebrado hoy en el Orto Botanico di Palermo, segunda cita de acercamiento a la para la conferencia nacional “La Naturaleza de Italia. Biodiversidad y áreas protegidas: la economía verde para el renacimiento del país “, programada para el próximo 11 y 12 de diciembre en Roma.

La manifestación ha servido para para planear el esquema de las actividades económicas y laborales de éxito del sistema de las áreas protegidas. Según los datos difundidos durante el Convenio, las visitas turísticas en los parques italianos han superado los 101 millones, con un crecimiento del 2% anual, casi el doble del crecimiento registrado por el turismo en Italia en el último año.

Por lo visto el  sector del turismo ambiental parece no verse afectado por la crisis ya que tiene implantadas sus raíces en las áreas que custodian la parte más preciada de Italia.

Si fuesen suportados por parte de estrategias y políticas apropiadas, el área de los parques podría crecer aún más rápidamente ganando en términos de competitividad y creando empleo en áreas marginales.  Sin embargo ya hoy en día la afluencia de visitantes interesados en excursiones, paseos en los centros históricos, paseos en mountain bike y actividades deportivas como el rafting han multiplicado el empleo convirtiéndose en la principal fuente de ingresos de las áreas de los parques italianos: de hecho en el sistema de las áreas protegidas nacionales el turismo representa más del 50% de la oferta.

Los datos que han emergido desde el análisis de Aaster (Agenti di Sviluppo per il Territorio) demuestran el papel del turismo verde como motor del desarrollo sostenible y de impulso del empleo en la economía de las 871 áreas protegidas italianas.  El valor de la voz del turismo verde ha alcanzado los 10,9 billones de euro, con un crecimiento de alrededor del 3% con respecto al año anterior. Los parcos más solicitados por los tour operadores son el “Parco Nazionale d’Abruzzo”, el “Gran Paradiso”, el “Stelvio”, el “Cinque Terre”, las “Dolomiti Bellunesi”, el “Pollino”, las “Foreste Casentinesi”, la “Majella” y la “Sila”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis − 4 =